“Más que una simple cabalgata” proponen recorrer el camino que utilizó San Martín para liberar América mientras se degusta un menú gourmet en medio de la naturaleza.

El Valle de Uco, en Mendoza, es el primer escenario de una travesía culinaria híper gourmet, cuya exclusiva propuesta es -nada menos- que cruzar la Cordillera de los Andes a caballo mientras se degusta un menú de alta gama. La cocinera argentina Mariana Pagés Palenque creó Cumbres Gourmet junto al andinista Nino Masi y es quien prepara platos de autor entre las montañas.

La primera cabalgata fue en enero de 2015 y recorrieron el Portillo Argentino, el Valle Real de Cruz y el río Tunuyán hasta llegar a suelo chileno. A lo largo de siete días, los viajeros transitaron los pequeños senderos, valles y arroyos rodeados de confort, prácticas de yoga, almuerzos montados a caballo y lecciones de cocina de platos ancestrales. En los diferentes campamentos -preparados con camas, linternas, ducha caliente-, degustaron de la gastronomía de Mariana, que los recibió con una burrata con rúcula silvestre, jamón de pato y láminas de zucchini en oliva, risotto con trucha fresca a la leña y aceite de hierbas andinas, naranjas en almíbar con tulipas de jengibre y ganache de avellanas y láminas de oro.

Los organizadores planean dos nuevas aventuras: una cabalgata para Año Nuevo y otra para fines de enero. «Seguramente cambiemos el menú. Y vamos a hacer más hincapié en la aventura de cruzar los Andes a caballo, y no tanto en el confort (aunque eso siempre va a estar), ya que es algo que se puede obtener en diferentes lados. En cambio, el placer de haber cruzado la Cordillera de los Andes a caballo es algo que, con suerte, se da una vez en la vida», cuenta Mariana.

Mariana y Nino no piensan armar una aventura similar más accesible (la travesía cuesta $33 mil por persona): «Hay muchas y muy buenas empresas que tienen propuestas más accesibles que la nuestra. Para nosotros es importante que sea para todo tipo de gente, en especial, para los que no están acostumbrados a acampar o a hacer expediciones de este tipo. Para poder captar este público, es preciso contar con ciertas cosas extra que vuelven la propuesta de esta cabalgata más exclusiva. En la sección de gastronomía no nos queremos privar de nada, me gusta el absurdo de preparar una centolla en medio de la nada, y un gran Chardonnay en copas de cristal. No queremos privarnos de ciertos “caprichos”, como que venga un DJ, un enólogo, un masajista…  Porque son cosas que nos gustan y que nos gustaría encontrar en un viaje».

No es la primera vez que Mariana organiza cenas no convencionales, como sus «cenas nómades»: encuentros únicos que tenían una fecha y hora, una locación pensada para cada ocasión y un menú con inspiraciones culinarias de todo el mundo que cambiaba siempre. Además, desde 2005 es la chef encargada del ATP de Buenos Aires: se dedica a preparar la comida de los tenistas que ingresan al cuadro principal de singles y al de dobles y a quienes quedan relegados en la Qualy. También dueña del restaurante asiático Asian Delic. En Punta del Este, Uruguay, abrió el restaurante El Oso Sala la Sopa, y luego llegaron El Esturión de Montoya, Beluga Bary Pavlova.

«Lo que a mí me atrae es viajar y viajar… Tengo un espíritu híper gitano. Cuando vuelvo de un viaje necesito plasmar todo lo aprendido, las vivencias y el cariño recibido y devolverlo al universo».

Fuente: SinMordaza

Esta entrada también está disponible en: Inglés Portugués, Brasil

¿Qué te pareció la publicación?

Loading Facebook Comments ...