Una ruta de ripio sinuosa que bordea el río Atuel nos introduce lentamente en este viaje en el tiempo,  Las grandes paredes pétreas del cañón comenzaron a adquirir mayor relevancia a medida que se avanza. La erosión del agua y el viento fue produciendo distintas formas. Las rocas del cañón son en su mayoría volcánicas, de la era del paleozoico, aunque también hay una fuerte presencia de rocas magmáticas y metamórficas.

Es meravilloso todo lo que se puede descubrir con sólo mirar esas inmensas paredes. Las franjas negras, del período carbonífero, delatan cientos de sedimentos marinos. En otros sectores en cambio se destaca el óxido de azufre entre muchos otros.

Entre las geoformas, se encuentran  la “familia de elefantes”, el “búho”, la “calavera”, la “procesión de monjas” y el atractivo “museo de cera”, para mencionar sólo algunas entre las más destacadas.

Excursión Cañón del Atuel

Recorrido: 690 km (desde la ciudad de Mendoza); 195 km

Duración: 12/13 horas. Salida desde la ciudad de Mendoza.

Después de atravesar el Oasis Norte y el Valle de Uco, se llega al departamento de San Rafael, en el Sur de la provincia. Allí se recorren la Villa 25 de Mayo –antigua ciudad cabecera de toda la zona–, los diques Galileo Vitale, El Nihuil y Valle Grande y el Cañón del Atuel, con sus imponentes geoformas.

Quienes lo deseen, pueden realizar un descenso en rafting por el Río Atuel o un paseo en Catamarán por el Lago del Dique Valle Grande.

El Cañón del Atuel es una falla terráquea, al estilo del Gran Cañón del Colorado, que asombra por su magnitud y variedad de colores en las extrañas geoformas. Trabajo caprichoso de la naturaleza que, tras miles de años, ha trazado figuras evocativas para el imaginario popular (Museo de Cera, Sillón de Rivadavia, El Lagarto, Los Viejos, Los Monstruos, La Ciudad Encantada, El Mendigo, Los Jardines Colgantes, entre otras).

El recorrido permite visitar las Centrales Hidroeléctricas sobre el Rio Atuel, hasta llegar al dique El Nihuil, donde se practican actividades náuticas y pesca. También la hospitalaria ciudad de San Rafael, desde donde se inicia el regreso a Mendoza.

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil