Valles del Plata o Vallecitos es el centro de recreación y parque de nieve más antiguo y más cercano a la ciudad de Mendoza, a sólo 79 km de distancia.

Ubicado en el departamento de Luján de Cuyo, a unos 3000 msnm, sobre las laderas del Cordón del Plata, se accede por la Ruta Panamericana (Nacional Nº 7) y la variante Vallecitos, desde Potrerillos. El recorrido total es de 17 Km.

Se divide en áreas bien marcadas según los pisos de altura, vegas y quebradas colgantes del Refugio San Antonio. Cuenta con pistas fáciles, intermedias y difíciles con una superficie de 100 has. El tipo de nieve es seca, compacta y en polvo.

Sus 12 pistas totalizan 4.740 m. de superficie esquiable.

En la zona se combinan las actividades de nieve con el andinismo y las cabalgatas de alta montaña. En las estaciones más frías, Vallecitos es uno de los lugares más propicios del país para aprender esquí y montañismo, ya que la proximidad de sus refugios a montañas de diferentes grados de dificultad, lo convierten en una escuela natural de deportes blancos.

El Centro de Esquí Vallecitos cuenta además con una hostería, cuatro refugios, alquiler y venta de equipos, restaurante, snackbar, y siete medios de elevación con una capacidad de 2.400 esquiadores por hora.

 

 

En verano, la actividad no disminuye en Vallecitos, ya que es un lugar óptimo para el turismo de aventura, ecoturismo, ascensiones y como escuela de andinismo, entrenamiento y aclimatación. Sus refugios son ocupados por andinistas de todo el mundo que llegan hasta Mendoza con el objetivo de escalar la cumbre de El Plata y sus montañas vecinas, así como por aquellos osados que deciden intentar la hazaña de escalar el imponente Aconcagua con sus 6962 metros de altura.

Ascensos al Cerro Vallecitos

Dentro de la formación Cordón del Plata encontramos el cerro Vallecitos, un pico superior a 5500 m. que propone todo un desafío. Alcanzar su cumbre será conquistar uno de los cerros más elevados de este sistema montañoso, lo cual se traduce en una ascensión memorable.

Es muy utilizado para aclimatar antes de ascender al Aconcagua. Su exigencia permite probar a los andinistas su estado físico antes de intentar el coloso de América.

Desde el filo cumbrero y desde su cumbre, se obtiene una espectacular vista panorámica donde es posible divisar el Cordón de La Jaula, el cerro Aconcagua, el volcán Tupungato y otras cimas de la mítica cordillera de Los Andes.

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil