La ciudad de La Serena fue fundada en 1544 y es la segunda ciudad más antigua de Chile.

Transitar por las calles de su casco histórico evoca el pasado y la historia de esta ciudad con sabor español y a culturas pre-hispánicas; su cuidado patrimonial ha quedado plasmado el 12 de febrero de 1981 cuando el casco antiguo de la ciudad recibió la denominación de “zona típica” con el fin de proteger y conservar el trazado urbano y su arquitectura.

Principales atractivos de La Serena

Desde la Plaza de Armas, testigo de innumerables historias de piratas y corsarios, se pueden recorrer en forma espiralada los pintorescos alrededores.

Merecen especial atención el Museo Arqueológico y las iglesias y campanarios que son el sello distintivo de esta ciudad: la iglesia catedral de estilo neoclásico, la iglesia de Santo Domingo (siglo XVIII) con su imponente fachada en piedra, el convento de San Agustín, la iglesia San Francisco (Monumento Nacional de los siglos XVI y XVII), el único templo que no fue consumido por las llamas del incendio de 1680 provocado por el pirata Sharp.

En La Serena también se destacan varios edificios declarados monumentos nacionales como la Casa-Museo Gabriel González Videla, de estilo ecléctico; la Casa Chadwick, una importante residencia neoclásica de 1868; la Casa Piñera de 1845 con rasgos neoclásicos y la Casa Carmona de 1855.

También merecen una visita el Parque Japonés, el más grande de Sudamérica y el Faro Monumental, ícono indiscutido de La Serena.

Pero ningún turista puede irse de La Serena sin haber pasado un par de horas en el Mercado de La Recova, fundado en 1795, donde el clima bullanguero, los aromas a comida y los bailes típicos transportan al visitante a la época colonial.

Este recinto comercial recibe el nombre de “Recova” por estar rodeado de arquerías, siguiendo los cánones coloniales de la época de su construcción, cuando era el centro de abasto. Bajo estos arcos, distribuida en dos grandes patios centrales, se encuentra la feria artesanal, mientras que en el segundo piso se presenta una gran oferta gastronómicas con restaurantes que sirven productos de mar, vinos de la zona y toda la tradición culinaria serenense.

Es, sin duda, el mercado más importante de la región. Sorprende al visitante con su gran diversidad de servicios y productos en sus 143 locales.

En este sitio se puede encontrar de todo: artesanía en piedra, trabajos de alfarería de las culturas precolombinas inspiradas en la cultura diaguita, macetas, figuras en piedras combarbalita, joyas semipreciosas en lapislázuli, artículos en lana de alpaca, madera huayacan, libros, instrumentos musicales y todo lo que uno pueda imaginarse.

En La Recova pueden adquirirse productos legítimamente artesanales y degustar exquisiteces regionales, típicos de La Serena, como la papaya, fruta típica de la zona, en sus más variadas presentaciones: naturales, en licor, jugo, jarabe, al almíbar, bombones o secas al azúcar. Frutos en almíbar, manjar blanco con nueces y quesos de cabra completan la oferta de apetitosas tentaciones.