Están destinados a asesorar a los turistas y demás viajeros que deban hacer actividades en Mendoza.

El aeropuerto El Plumerillo de Mendoza ya es una mole de hormigón en la que sólo circulan empleados internos y se escuchan martillos neumáticos de obreros que se esfuerzan para levantar la pista de aterrizaje. Los más de 3.000 pasajeros que pasaban por allí diariamente se trasladan desde este miércoles a la terminal de ómnibus y por estos 3 meses deberán adaptarse a instalaciones que les ofrecen las terminales aéreas de San Juan, San Luis y San Rafael.

Sin embargo, para no perder el interés de los turistas, el Gobierno de Mendoza decidió instalar, en las aeroestaciones alternativas, guías que sirvan para orientar al visitante y salvar las dudas sobre las actividades que tengan previstas hacer en Mendoza mientras El Plumerillo esté cerrado.

“Hicimos una convocatoria a través de la Asociación de Profesionales de Turismo y tuvimos muy buena recepción.

Son guías de turismo que tienen manejo de grupos y de idiomas, y van a estar las 24 horas en los dos aeropuertos, de San Juan y de San Luis, y también en la terminal de ómnibus.

 

La idea es hacer más liviano el viaje de los turistas o residentes para que tomen los recaudos necesarios y puedan cumplir con las actividades previstas en la provincia”, puntualizó la presidenta del Ente Autárquico de Turismo, Gabriela Testa.

Bajo este esquema, Mendoza ha destinado 4 guías a San Juan, que es el aeropuerto que mayor cantidad de vuelos va a absorber, 3 irán a San Luis y otros tantos estarán destinados a la terminal de ómnibus.

 

Para ser identificables habrá un stand que autorizó Aeropuertos Argentina 2000 en esas aeroestaciones. En el caso de San Rafael, los visitantes que lleguen tendrán a mano una oficina de turismo.

En la tarde de este martes ya estaba lista la sala de espera que funcionará en la planta alta del ala este, y albergará a 50 pasajeros sentados.

Pero antes de que esos turistas se instalen allí para esperar al colectivo que los lleve a su aeropuerto, deberán ir a las oficinas de la planta baja para probar que tienen el pasaje aéreo y recibir allí el pasaje terrestre con valor $0.

 

Acuerdo con los remiseros

Si bien los choferes de remises que trabajaban en el Aeropuerto habían amenazado con impedir la salida de los micros o cortar rutas si no conseguían la habilitación para llevar pasajeros a las vecinas provincias, esas amenazas se desvanecieron luego de una reunión que mantuvieron con el director de Transporte, Carlos Matilla.

“Los citamos para que entendieran que si hacían eso no sólo les iban a secuestrar los autos, porque hasta ahora no están habilitados legalmente, sino que hasta incurrirían en un delito. Por eso acordamos que ellos, a través de la empresa Aerotransfer, van a presentar la documentación para tramitar la habilitación como comitente determinado, y yo haré las gestiones ante la Comisión Nacional de Regulación de Transporte”, explicó el secretario de Servicios Públicos Sergio Marinelli, quien viajó a Buenos Aires con ese objetivo, aunque aclaró que el éxito de su gestión no depende de sus esfuerzos, sino de la CNRT.

De cualquier manera, en la madrugada de este miércoles se apostaron en la terminal de ómnibus un puñado de inspectores que controlarán el trabajo de taxistas y remiseros.

A ellos se sumaron efectivos policiales y de Gendarmería Nacional que se reunieron con la titular del Ente de Turismo Gabriela Testa, y personal de Intercargo que coordina los traslados terrestres.

En tanto, Diario UNO tomó contacto con los remiseros del Aeropuerto, quienes reconocieron que no continuarán con sus reclamos hasta saber cómo avanza el permiso para poder trasladar pasajeros a los aeropuertos de las vecinas provincias.

“Queremos trabajar, así que vamos a tramitar la habilitación, presentaremos los papeles que nos piden y pretendemos trasladar a nuestros clientes hasta y desde la terminal, no queremos entorpecer el trabajo de los taxis ni provocar disturbios. En definitiva, el pasajero será libre de elegir en qué viajar”, apuntó Humberto Salomón, uno de los remiseros del Aeropuerto.

 

Desde San Juan: stand turísticos nuevos en el aeropuerto

Debido al cierre provisorio del aeropuerto El Plumerillo de Mendoza, el aeropuerto de San Juan será internacional por 3 meses y tendrá 22 vuelos diarios: traerá pasajeros que viajan desde y hacia Chile, Córdoba y Neuquén, y aumentará las frecuencias con Buenos Aires. A fin de informar a los turistas también el Ministerio de Turismo y Cultura de la Provincia de San Juan montó dos stands informativos.

Habrá un stand en el área de vuelos internacionales y otro en el sector de vuelos de cabotaje con dos turnos de personas capacitadas para informar y asesorar a los viajeros sobre la oferta turística sanjuanina.

También habrá folletería y videos publicitarios que mostrarán la oferta turística local mientras el aeropuerto Domingo Faustino Sarmiento sea internacional. Se calcula que éste periodo podría ser de tres meses a partir del hoy.

 

Fuente: diario UNO y Tiempo de San Juan