Este foro inédito, organizado por el MinTur, destacó por la contundencia de las ponencias y su utilidad: una verdadera biblioteca de casos-ejemplo sobre los cuales investigar y profundizar en torno a diversos aspectos específicos de la formación turística y cuestiones como la sensibilización y la educación.

Claramente, la formación del recurso humano es central a la hora de planificar y pensar el desarrollo de la actividad turística hacia el futuro. Y los Estados lo saben, y conocen de ciertas necesidades, de ciertos valores, y eso explica, sin lugar a dudas, la nutrida participación de delegaciones de países de la región que se dieron cita en el Hotel Panamericano de la ciudad de Buenos Aires, el pasado lunes 28 y martes 29, para la celebración de un Encuentro Ministerial Iberoamericano, bajo el lema: “La educación en turismo como herramienta clave para el sector”. La cita contó con el respaldo de la Organización Mundial del Turismo (OMT) a través de la participación de dos de sus más importantes referentes, Carlos Vogeler, director- secretario ejecutivo de Relaciones con los Miembros de la entidad; y Omar Valdez, director ejecutivo de la Fundación Themis-OMT.

De una agenda interesante, equilibrada, pero sobre todo que apuntaba directamente al meollo de la cuestión, se nutrió un evento que brilló por sus altos grados de networking. Es decir, no se escucharon ideas revolucionarias, ni grandes descubrimientos, pero cada de una de las partes pudo aprender de algunos casos-ejemplo, de cómo manejan ciertos temas diversos países de la región. Y sobre todo, mantener un lenguaje común y técnico.

La apertura fue un acto presidido por los ministros de Turismo, Enrique Meyer; de Educación, Alberto Sileoni; el ya mencionado Carlos Vogeler y Oscar Ghezzi, presidente de la CAT. “Tenemos que considerar la educación en todos sus niveles, con todos sus actores y con el agregado de un factor fundamental, la tecnología, que propone pensar la educación y la investigación bajo un nuevo paradigma: la actualización permanente, ante la demanda de un viajero cada día más exigente”, apuntó Meyer.

A continuación, brindó una disertación Gonzalo Casanova Ferro, subsecretario de Calidad Turística del MinTur y principal organizador del encuentro. Más allá de volver a insistir en la importancia de la educación y su relación con la políticaturística, explicó cómo trabaja el MinTur sobre el tema y se refirió al Campus Virtual del Ministerio, el Repotur (Repositorio de documentación e investigación en formato digital) y el Tesauro turístico.

CONCIENTIZANDO DESDE EL PRIMARIO.

La primera charla estuvo destinada a referirse a los programas de concientización e integración de la temática turística en los niveles más básicos de la educación.

La primera en tomar la palabra fue María Inés Guaita, directora de Formación en Turismo del MinTur, quien contó que existe un programa que consiste en la realización de talleres de sensibilización en escuelas primarias, para niños de 6° y 7°, que elaboran trabajos de modo grupal, se realiza un concurso y los ganadores concretan una experiencia turística (un city tour, por ejemplo). La iniciativa ha beneficiado a 3.521 pequeños, de 99 escuelas, de siete provincias. “El turismo genera riqueza e inclusión. Ese es el mensaje que impulsamos, y el corazón del proyecto son los niños”, señaló la funcionaria.

A continuación tomó la palabra Carlos Vives Pacheco, asesor del Viceministerio de Turismo de Colombia. En este caso, la propuesta lleva el nombre de “Colegios amigos del Turismo” y cuenta con el soporte de la OMT. La idea es capacitar no sólo a estudiantes sino también a docentes, e incluir, en la medida en que se pueda, el turismo en todas las currículas. Con un presupuesto de US$ 268 millones, ya se ha desarrollado en 113 colegios de 24 departamentos. La expectativa para 2015 es poder sumar otros 72 instituciones educativas de nueve departamentos.

Un esquema similar aplica Perú. Así lo explicó Yanira Loyola Tapia, directora de Formación Académica del Centro de Formación en Turismo del Perú. También la iniciativa es incluir al turismo en las currículas de primaria para crear cultura turística, pero apunta también a integrar a las comunidades.

EL TURNO DE LA SECUNDARIA.

Cuando llegó el momento de dialogar sobre el turismo en la escuela secundaria, Beatriz Lafontaine, directora de Educación y Formación del Ministerio de Turismo de República Dominicana, se refirió a la iniciativa “Mi tierra por dentro”. Destinada a alumnos de 3° y 4° año, la propuesta consiste en desarrollar investigaciones que se exponen luego en una feria anual. No se trata sólo de cuestiones teóricas, sino más bien del desarrollo de nuevos negocios turísticos. En concreto, Lafontaine habló de una experiencia realizada en el departamento de Hato Mayor, que involucró a 200 estudiantes, el desarrollo de 20 proyectos y la realización de seis charlas.

Maru Acevedo, subdirectora de Turismo de la República de Guatemala, comenzó su disertación retratando la enorme diversidad cultural que posee el país. Sólo los grupos de descendientes de pueblos originarios representan 22 comunidades. “De hecho el 41% de la población reconoce sus orígenes en las poblaciones precolombinas. Y a ellos se suman los garífunas, taínos y ladinos. Pese a ello el país avanza en el establecimiento de programas de concientización, ya presentes en 200 establecimientos.

LA CLAVE EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR.

La última de las mesas de debate de la primera jornada se refirió a la educación universitaria y superior. Allí, la presencia de carreras específicas corrió el eje de la charla a otro aspecto: el encastre entre las demandas del mercado y la formación eficiente de los estudiantes para responder a ellas. En este sentido, Verónica Llambrich, directora nacional de Calidad Turística del MinTur; y Mariana Fernández, coordinadora del Programa de Calidad Educativa del MinEduc; explicaron el trabajo de armonización que se viene realizando en Argentina entre las currículas y títulos a nivel terciario y universitario.

El caso cubano estuvo presente de la mano de Ñurka Martínez Perugorría, consejera de la Embajada de Turismo de Cuba en Argentina que describió cómo se avanzó primero en la generación de una licenciatura en Turismo en la isla, y luego de una maestría. También habló de la inserción laboral de los egresados. En tal sentido, algunas cifras exhibidas resultan contundentes: en 2008 se recibieron 43 licenciados en Turismo en Cuba, en 2011 la cifra trepó a 88 y este año se esperan 334.

DÍA DOS.

La primera disertación de la jornada del martes se refirió a “Tecnología aplicada al turismo”, y fueron tres los disertantes. El primero de ellos Carlos Biscay, CEO de ABC Learning y desarrollador de la plataforma digital del MinTur; el segundo Antonio López de Ávila, presidente de Segitur; y el ya citado Omar Valdez de la Fundación Themis-OMT.

Biscay detalló todo el trabajo de desarrollo de la plataforma, reveló los software que fueron utilizados y brindó algunas precisiones estadísticas. Por ejemplo, el Repositorio cuenta con más de 2 mil documentos. También se refirió al Tesauro que tiene como objetivo establecer una suerte de “diccionario” de modismos turísticos, equiparando los términos que se utilizan en uno y otro país.

Otras exposiciones del panel de tecnología, como las de Valdéz o la de López Ávila apuntaron más al cambio en el comportamiento del turista a partir de la tecnología. La segunda y última de las mesas giró en torno a la investigación turística. En tal sentido resultó muy interesante la exposición de Ernesto Bartolucci Blanco, director general del Instituto de Competitividad Turística de la Sectur Mexicana. Impulsada por esa dependencia en conjunto con el equivalente azteca del Conicet (llamado Conacyt), la investigación en ese país se realiza a partir de un concurso de “problemas” o cuestiones a resolver, a pedido de entes, clusters o dependencias oficiales. A partir de esa convocatoria se presentan los equipos multidisciplinarios interesados en investigar la cuestión y encontrar una solución. Todo el proceso incluye, además, mecanismos de evaluación y de transferencia de tecnología. Un ejemplo contundente de investigación aplicada.

El cierre estuvo a cargo nuevamente del titular del Min- Tur, Enrique Meyer, pero fundamentalmente de Carlos Vogeler. El funcionario de la OMT rescató, entre todo lo dicho, que el Día Mundial de Turismo puede utilizarse como baza, como “Caballo de Troya”, para instalar la celebración, pero también para expandir la sensbilización turística a otros niveles educativos.

A su turno , Gonzalo Casanova Ferro dijo, a modo de balance, que el foro sirvió para unir y acercar al sector público, al privado, al mundo del trabajo y a la academia. También habló de la cuestión imprescindible de concretar una segunda edición del foro para que el trabajo no quede interrumpido.

Finalmente, el ministro Meyer recordó que desde hace años viene trabajando en conjunto con el Ministerio de Educación para seguir avanzando y colaborar.

Fuente: Ladevi 08/07/2015

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés Portugués, Brasil