La OMT marcó el desequilibrio entre un sector que representa el 6% de las exportaciones mundiales y el hecho de que el turismo reciba sólo el 0,78% del total de los desembolsos de ayuda para el comercio y menos del 0,1% del total de la asistencia oficial para el desarrollo.

“Para un número cada vez mayor de países en desarrollo el turismo significa empleo, erradicación de la pobreza, progreso comunitario y protección del patrimonio natural y cultural. Sin embargo, para maximizar la contribución del sector a los objetivos de desarrollo resulta esencial abordar el desequilibrio entre esa capacidad y la baja prioridad que se le otorga en términos de apoyo financiero en la agenda de la cooperación”, manifestó el secretario general de la Organización Mundial del Turismo, Taleb Rifai, en el marco de la tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo. Según los números que maneja la OMT, el turismo es un importante generador de empleo y un sector clave para las exportaciones –representa el 6% del total y uno de cada 11 puestos laborales–, sin embargo sólo recibe el 0,78% de los desembolsos de ayuda para el comercio y apenas un 0,097% del total de la asistencia oficial para el desarrollo. Por eso Rifai pidió mayor financiación y criticó la atención limitada que recibe la actividad como instrumento de desarrollo. En este sentido, planteó que eso constituye un obstáculo para que el sector pueda desplegar todo su potencial y fuerza multiplicadora. De hecho, la OMT dijo que esa necesidad de revisar la asistencia al turismo es aún más crucial en los países menos adelantados (PMA), “puesto que a menudo constituye una de las pocas opciones competitivas que tienen para integrarse a la economía mundial”. Efectivamente, en 2013, los 49 PMA recibieron 24 millones de turistas internacionales e ingresaron US$ 18 mil millones por turismo internacional, lo que representa el 8% del total de las exportaciones de bienes y servicios (se eleva al 12% en el caso de aquellos que no son exportadores de petróleo). El turismo fue, de hecho, uno de los sectores esenciales para que Botsuana, Maldivas y Cabo Verde dejaran de estar en la categoría de PMA. “Los viajes son un instrumento prioritario para la reducción de la pobreza para la mitad de los PMA. Sin embargo, los niveles de financiación para el desarrollo destinados al turismo siguen siendo comparativamente bajos”, reiteró el organismo de la ONU.

Fuente: Ladevi
22/07/2015