Las termas de Malargüe son numerosas: la naturaleza ha premiado este departamento del sur mendocino con varias surgentes termales, aunque en la actualidad son pocas las que cuentan con infraestructura adecuada para la explotación turística. Pero son todos lugares de gran belleza paisajística que merecen ser visitados y quizás también aprovechar para darse un chapuzón….

Termas del Azufre, un predio con piletas al aire libre enclavado en la Cordillera de Los Andes, sin infraestructura hotelera, camping, proveeduría y baños químicos, mas visitado por chilenos que acceden por el valle de Teno.

Termas de Cajón Grande, un ambiente con cinco piletas descubiertas situado en el camino a Chile. Sin infraestructura hotelera, posee baños públicos, proveeduría, camping y ofrece la posibilidad de realizar cabalgatas, trekking, paseos.

Ambos son accesibles únicamente en verano y se encuentran a más de 100 Kilómetros de la ciudad.

 

 

Termas del Sosneado. En este mágico lugar se puede visitar las ruinas del antiguo Hotel El Sosneado construido en 1938 y curiosamente abandonado en 1958. El antiguo y lujoso hotel, a 2.200 msnm, se construyó enclavado en un paisaje de majestuosa belleza, sobre la ruta provincial 220 (de ripio y tierra), y practicamente sobre los primeros tramos del nacimiento del rio Atuel. Los principales atractivos de la zona son, además de las ruinas del imponente hotel, la laguna El Sosneado ubicada unos kilómetros antes de llegar al hotel. Ademeas una de las atracciones del lugar es la pileta termal del hotel, al aire libre y con aguas sulfurosas que descienden del volcan Overo en forma constante manteniendola siempre llena y calida. Un signo mas del lujo que caracterizaba al Hotel Termas El Sosneado.

Otras termas de Malargüe

– Campanario

– Valle Hermoso. Al oeste de Los Molles, después del Valle de Las Leñas, a 95 kms. de la villa Malargüe, se abre este valle cruzado por los ríos Cobre y Tordillo. Entre los atractivos de este paraje netamente pastoril, se encuentran el portezuelo del Ancho, la Laguna del Valle, con excelente fauna ictícola y numerosos arroyos y ríos aptos para la pesca.

– Aguas Amarillas

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil