La provincia de San Juan es conocida por su Valle de la Luna, y su ruta del vino. Pero su diversidad geográfica y un clima soleado casi todo el año, la han convertido además, en destino destacado para la práctica del turismo aventura.

La provincia de San Juan ofrece en un marco natural de incontrastable belleza, la posibilidad de internarse en sus paisajes lunares y ejercer la contemplación de un cielo diáfano e inmenso, todo apto para el turismo aventura o el novedoso turismo astronómico, además de la gran oferta de sus famosos viñedos.

San Juan está ubicada en medio de un entorno desértico, en el centro oeste del país en la Región de Cuyo.

Una de las auténticas joyas naturales sanjuaninas está constituida por el Parque Provincial Ischigualasto.

Ischigualasto, conocido también como Valle de la Luna, es uno de los yacimientos paleontológicos más importantes del mundo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Junto al Parque Nacional Talampaya, en la vecina provincia de La Rioja, pertenecen a una misma cuenca de 5000 metros cuadrados y han sido incluidos en esa privilegiada lista internacional en el año 2000.

El Parque Provincial Ischigualasto ocupa una extensión de 25 kilómetros de largo por 10 kilómetros de ancho en los que se pueden observar restos de vertebrados que habitaron en el lugar hace 180 millones de años. Además, es posible tener la magnífica experiencia de reconocer pisadas de saurios, improntas de helechos y troncos de araucarias petrificados.

Uno de los recorridos que no hay que dejar de hacer, apto para el turismo aventura y deportes no convencionales, es el circuito que sube a más de 4000 metros sobre el nivel del mar para admirar Los Penitentes sanjuaninos, una formación de hielo que surgen por la acción del sol y del viento sobre grandes acumulaciones de nieve en terrenos de gran aridez.

Este fenómeno es muy poco común en el mundo y se da sólo en San Juan y algunos lugares de Asia.

Para los amantes del windsurf, el dique Cuesta del Viento es considerado uno de los mejores lugares del mundo para la práctica de este deporte por sus condiciones geográficas y climáticas.

Otra opción interesante que ofrece la provincia es el turismo rural, y en particular la realización de cabalgatas por la cordillera de Los Andes.

Para quienes quieren desfrutar de la contemplación de uno de los cielos más límpidos del mundo, el Parque Nacional El Leoncito es el lugar ideal por su ubicación y por la infraestructura montada para tal fin. Se encuentra ubicado sobre los faldeos occidentales de las Sierras del Tontal de la precordillera andina, en el departamento de Calingasta, a 30 kilómetros de la ciudad de Barreal. Con una superficie de 80.706 hectáreas, la unidad conserva una muestra representativa de los biomas Monte de Sierras y Bolsones, Puna y Alto Andino, que incluyen yacimientos arqueológicos de gran valor y sitios de relevancia históricos.

Además, garantiza la diafanidad y transparencia atmosférica necesarias para realizar observaciones astronómicas.

En tal sentido, destacan los dos observatorios ubicados en el área que garantizan una atracción única para este tipo de establecimientos y que pueden ser visitados por los aficionados a esta disciplina.

Tenías previsto visitar Mendoza y justo cerraron el aeropuerto del Plumerillo? Bueno volá a San Juan y aprovechá para hacer una escala previa en la vecina provincia cuyana. Nosotros te podemos ayudar a armar tu viaje, consultanos!

 

Fuente: El Patagónico