Las aguas termales de Tupungato dejaron de ser explotadas hace más de 40 años. Ya se hicieron las primeras pruebas, con resultados positivos. Esperan que tenga un alto impacto turístico pero también de empleo. Creen que hará falta más de un millón de pesos de inversión

Hace más de 40 años, las riquezas del ex campamento YPF ubicado en Los Cerrillos eran aprovechadas y explotadas casi en su totalidad. De esta zona no sólo se extraía petróleo sino que los trabajadores hacían uso de las aguas termales de los pozos T19 y T10 para el tratamiento de enfermedades. Luego de su clausura, llegó el abandono y deterioro del complejo hidrotermal. Esto es lo que buscará ahora revertir la Comuna, proyectando la reactivación de uno de los efluentes para explotar turísticamente la zona.

A fines de 2014 comenzaron las tratativas legales en Tupungato para poder acceder a la reparación y reactivación del T10, ubicado a casi 300 metros del abandonado complejo de aguas termales de YPF, en el corazón de la zona cerrillana de San José.

Desde ese entonces se realizaron distintas pruebas para comprobar su factibilidad. Entre ellas, gracias a un equipo de pulling se logró a modo de prueba en un corto lapso de tiempo la extracción de 40 mil litros de agua de una temperatura de entre 27 y 29°C. A partir de ese buen indicio, junto con el Departamento General de Irrigación, la oficina GENIA (Generadores de Industria Argentina) en Mendoza y la empresa El Trébol SA –concesionaria de esta área petrolera– se ideó un megaproyecto para que esta vertiente de aguas termales vuelva a ser usada.

El siguiente paso, que adelantaron podría concretarse en las próximas semanas, es realizar una nueva extracción en la zona para sacar muestras que puedan ser analizadas por especialistas, para saber en totalidad sus propiedades curativas. Los que encararon esta iniciativa son optimistas y por ello ya elaboraron una planificación a corto y mediano plazos.

En una primera parte y gracias a un subsidio del Ministerio de Infraestructura de la provincia, la Municipalidad recibirá $450.000 que serán invertidos en la reparación de los baños y pabellones que están abandonados. Luego el objetivo es que desde el Concejo Deliberante de la localidad se llame a un concurso nacional de arquitectura para diseñar el complejo termal en las 7 hectáreas que comprende el predio, que fue cedido por YPF al Municipio hace más de una década.

Su futura concreción incluiría la refuncionalización de la denominada casa 1, del comedor y del albergue donde se busca que se concrete un emprendimiento que atraiga a turistas con una oferta de primer nivel.

“Primero hablamos de un impacto turístico, netamente, pero también de la importancia de la generación de empleo ya sea para la construcción del complejo, como después del empleo directo para los puestos a ocupar cuando entre en actividad”, expresó Pablo Leites, a cargo de la oficina GENIA, que depende del Ministerio de Industria de la Nación.

“Por la inversión que requiere un emprendimiento de este tipo el Municipio lo daría en concesión para su explotación turística”, agregó el funcionario, además de aclarar que para poner en funcionamiento el T10 hará falta una inversión de un millón y medio de pesos, aproximadamente.

Fuente: Diario Uno
02/07/2015

Esta entrada también está disponible en: Inglés Portugués, Brasil

¿Qué te pareció la publicación?

Loading Facebook Comments ...