Un gasto total de casi $ 20 mil millones producido por 6,6 millones de turistas nacionales y extranjeros fue el resultado del turismo de reuniones en Argentina en 2014, según el estudio relevado por el Observatorio del Inprotur, la AOCA y la UBA. Si la mirada de la comparación se ubica frente al año anterior (2013) cayeron las cantidades de eventos, de asistentes y el gasto.

Hace poco más de un mes cuando Argentina retrocedió un lugar en el ranking ICCA de eventos internacionales (con 32 menos que en 2013), pero mantuvo un lugar de privilegio entre los principales 20 destinos sede, hablamos de las miradas de la copa “mitad llena, mitad vacía”. La misma analogía podría aplicarse a los resultados del Anuario Estadístico 2014 del Observatorio Económico del Turismo de Reuniones, que incluye encuentros nacionales e internacionales.

Los números globales que genera el segmento en el país no dejan de ser impresionantes y marcar un crecimiento muy importante respecto a cinco años atrás. Pero en la comparación frente a 2013 el sector mostró una retracción considerable en la mayoría de los indicadores, inédita para el último lustro.

MITAD LLENA.

Un gasto total de $ 19.962 millones producido por 6,6 millones de turistas nacionales y extranjeros que asistieron a 4.871 eventos en Argentina fue el resultado del segmento en 2014, según el estudio relevado por el Observatorio del Inprotur, la AOCA y la Facultad de Economía de la UBA.

Durante la presentación del informe, el ministro de Turismo, Enrique Meyer, destacó la solidez del trabajo público- privado en el área para seguir creciendo “pese a la crisis de los mercados emisores del hemisferio norte”. Crisis que efectivamente existe y que –aunque no se haya mencionado– hizo que por primera vez en mucho tiempo 2014 haya sido testigo de una caída global en la cantidad de eventos internacionales.

Volviendo al panorama local, el funcionario destacó que “el año pasado registramos reuniones en todas las provincias argentinas, en un total de 281 localidades, lo cual indica la importancia del desarrollo federal del turismo en nuestro país y trae aparejado un fuerte impacto económico en cada una de las regiones involucradas”. Lo cual es cierto, aunque también es apuntable que el 45% de ellos se concentraron entre la ciudad y la provincia de Buenos Aires y el 86% del total tuvo lugar en poco más de 20 localidades.

Asimismo, Meyer se retrotrajo a los orígenes del plan de marketing de turismo de reuniones para graficar su éxito con el hecho de que el año pasado fueron 46 los destinos nacionales que recibieron eventos internacionales frente a los 20 que lo hacían al comenzar la década, o que pasó de 7 a 28 el número de burós creados en el país.

MITAD VACÍA.

Si la mirada de la comparación se ubica frente al año anterior (2013) –cosa que se evitó en la presentación del informe– el panorama ofrece algunas señales de alerta: cayeron las cantidades de eventos, de asistentes y el gasto, que hasta entonces crecían como mínimo a un ritmo del 25%.

En el caso de los congresos y convenciones (que representan el 86% de los eventos) en 2014 hubo 182 menos (-4%), con un público un 16% menor y una sorprendente caída del 3% en el gasto total generado (que adquiere toda su magnitud si te toma en cuenta que incluso según las cuentas oficiales hubo una inflación anual del 23,9%).

En el caso de las ferias y exposiciones la cantidad se mantuvo estable (apenas uno menos), pero tuvo bruscos descensos en el número de asistentes (-13%) y fundamentalmente en el gasto total realizado (-20%).

Los eventos deportivos internacionales también tuvieron un retroceso del 21% en la cantidad de competencias recibidas

RECONOCIMIENTO PARA EL OBSERVATORIO

Al final de la presentación, el secretario ejecutivo de Relaciones con los Miembros de la Organización Mundial del Turismo, Carlos Vogeler, tuvo palabras muy elogiosas para el trabajo del Observatorio: “Los datos de este informe son una clara demostración de partenariado público, privado y académico, que no muchas veces se da en otras partes del mundo (…) Evidentemente no es casualidad que Argentina haya ascendido al puesto 18° en el ranking de la ICCA y que la Ciudad de Buenos Aires sea la 1ª en América”. En este sentido, el director del estudio, Pablo Singerman, valoró el trabajo de los 44 referentes técnicos en todo el país (menos en Formosa): “Somos un Observatorio de territorio y no de escritorio”

Fuente: Ladevi
08/07/2015

 

Esta entrada también está disponible en: Spanish Portuguese (Brazil)