Aunque la “orden” desde Balcarce 50 era que los incrementos salariales no superen el 27%, el gremio liderado por Luis Barrionuevo selló una suba del 34%, en tres pagos, para los empleados de hoteles, bares y restaurantes.

CAMINO AL ACUERDO

Con el antecedente récord del acuerdo salarial del año pasado que significó el incremento del 35%, desde la Uthgra iniciaron las negociaciones con el reclamo de, al menos, un 40% de aumento. Por su parte, la oferta inicial de los empresarios había sido del 15%. No obstante y pese a que las gestiones estuvieron truncadas durante casi un mes, y la presión nacional para que las paritarias no superen el tope de hasta un 27% marcaban la cancha, las pretensiones del gremio por superar el techo del 30% eran muy firme. Finalmente, ganó el consenso y la semana pasada tanto la Fehgra como la AHT sellaron un Acuerdo Salarial que implica una suba de hasta el 34% en tres tramos.

Con los convenios colectivos de trabajo vencidos desde mayo, y con los principales sindicatos habiendo cerrado las paritarias, las negociaciones entre la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) con la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) y la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT) estuvieron a punto de ebullición. En esta órbita y tras tres reuniones infructuosas, las amenazas sindicales de llevar al límite la negociación eran cada vez más reales y hasta se había organizado un paro nacional para los primeros días de julio. Sin embargo, no hubo necesidad de tal medida de fuerza, porque primó el consenso entre los empresarios, y habemus paritarias. En efecto, la Fehgra y la AHT sellaron el Acuerdo Salarial 2015/2016 con la Uthgra, y las aguas volvieron a su cauce.

TRATO HECHO.

La negociación se resolvió en un incremento real del 28% en dos cuotas por pagarse en junio (18%) y en septiembre (10%), al que se le suma una agregado del 6% que se hará efectivo en febrero de 2016. Por tanto, el acuerdo tiene vigencia desde el 1º de junio de 2015 al 31 de mayo de 2016. Así, desde el gremio de Luis Barrionuevo celebraron que sobrepasaron el tope que había fijado el Gobierno (27%), siendo del 34% la suba total en el bolsillo de los trabajadores. En diálogo con este medio, Graciela Fresno, vicepresidenta de la Fehgra, alegó que el acuerdo salarial es del 28% y no del 34%. “Sin ánimo de entrar en números y terminologías, en mayo del año próximo el empleado tendrá un aumento real de su salario del 28%, al cual llegará a partir de un aumento escalonado de tres tramos”, especificó. Sosteniendo que la negociación transcurrió en un ámbito de respeto, Fresno remarcó que “cada parte expuso las necesidades del sector al que representa, y ganó el consenso, tomando en consideración la cruda realidad de los establecimientos y la economía nacional”. Por último destacó “el gran esfuerzo del sector empresarial por mantener la capacidad adquisitiva del salario”. En otra sintonía, desde la AHT afirmaron que las paritarias que pactaron con la Uthgra contemplan una suba de hasta el 34% dividido en tres tramos. “La negociación se resolvió en un incremento real del 28% en dos cuotas a pagarse en junio (18%) y en septiembre (10%), pero contempla además un 6% adicional que se hará efectivo en marzo de 2016”, detalló Aldo Elías, presidente de la institución hotelera.

En este contexto, el titular de la entidad que aglutina a los establecimientos hoteleros de 4 y 5 estrellas de todo el país agregó que tanto el gremio como los empresarios entendieron la delicada situación económica del país, e hicieron mucho esfuerzo para lograr el mejor acuerdo posible. “La negociación se desarrolló dentro de los plazos de tiempo razonables para este tipo de convenios”, explicó Elías, quien valoró la voluntad y la madurez de los protagonistas.

MISIÓN CUMPLIDA.

El secretario de la Uthgra, Dante Camaño, confesó que “era prioritario actualizar la escala salarial porque el sueldo se pierde con el incremento diario y permanente de la canasta familiar”. En este sentido, explicó que “si bien los empresarios quieren pagar buenos salarios, el contexto económico no los favorece porque contribuyen con una de las tasas más altas de la región”. Al respecto, comentó que una solución equitativa “sería encontrar el modo de ahorrar en las cargas impositivas. Para ello necesitamos que el Gobierno tome medidas”. A su vez, desde el sindicato comunicaron que aún intentarán modificar algunas cuestiones relacionadas a las horas extras; aportes y contribuciones; antigüedad; atención médica; el adicional por alimentación; y feriados y vacaciones, entre otros temas.

Fuente: Ladevi
08/07/2015

 

Esta entrada también está disponible en: Espanhol Inglês