La Alameda de Mendoza

La versión tradicional cuenta que fue San Martín quien construyó este paseo, pero en realidad nuevas investigaciones y documentos dicen que fue construida en 1808.

Unas de las preocupaciones del General San Martín en Mendoza, como Gobernador Intendente, fue el embellecimiento de la ciudad. Para ello ordenó la prolongación en cinco cuadras de la ya existente Alameda, convirtiéndola así en un paseo público con doble hilera de álamos, un rosedal y asientos a cada lado; por su centro corría el canal Tajamar. Allí se daban cita damas y caballeros de la alta sociedad mendocina vistiendo sus atuendos más lujosos y paseaban por la “Alameda” hasta bien entrada la noche o bien, en verano, concurrían a las frecuentes tertulias, que se realizaban en el templete griego, donde sonaba la música de bandas en vivo.

El español Juan Francisco Cobo, que se radicó en Mendoza en 1808, fue quien trajo desde Cádiz unas estacas de árboles conocido como álamos de Italia, que aquí en Mendoza, en esa época, eran desconocidos. Rapidamente la producción fue en aumento y fue San Martín quien solicitó a Cobo la plantación, en la Alameda, de dos hileras de álamos.

 

Museo y Biblioteca General San Martín en Mendoza

La Biblioteca pública General San Martín, hoy Monumento Histórico Nacional (Dec.N°107512/41), se erigió en el Solar que el Libertador había adquirido en 1.816.

El General San Martín, a pocos meses de haber vencido a los realistas en la batalla de Maipú decidió comprar un terreno frente a la Alameda, con la intención de establecer allí su hogar, hecho que nunca concretó. El 10 de octubre de 1818 compró un conjunto de habitaciones con un terreno a un costo de mil ochocientos pesos. Unos días después, el general San Martín viajó hacia Chile con el objeto de proseguir su plan continental. Unos años después el general San Martín llegó a Mendoza con la intención de radicarse definitivamente. Se estableció en “su tebaida” mendocina en Barriales, la hacienda que se encuentra en el departamento de San Martín. Fueron pocos los meses que allí vivió y, luego de soportar las injustas calumnias, se autoexilió en Europa.

En 1913 se constituye la Asociación de Damas Pro-Glorias Mendocinas (descendientes de las Patricias Mendocinas) que gestionan ante el poder ejecutivo la expropiación del “Solar histórico de la Alameda” donde organizan la Biblioteca Pública y el Museo. Las salas guardan documentos y objetos pertenecientes al General y a su esposa, a la Campaña Libertadora y a las damas patricias, así como también uniformes militares y planos de batallas. (Remedios Escalada de San Martín, entre Corrientes y Urquiza).

 

Casa del General San Martín en Mendoza

El Libertador y su esposa Doña Remedios Escalada de San Martín, alquilaron una propiedad ubicada en la actual calle Corrientes 343 (ciudad capital de Mendoza). En esa vivienda se instalaron el 7 de setiembre de 1814. En esta casa del General San Martín, el 24 de agosto de 1816 nació ahí su única hija, Mercedes Tomasa.

La familia abandonó la casa a fines de enero de 1817, cuando el General San Martín emprendió la campaña libertadora. Esta construcción fue destruida por el terremoto de 1.861, pero el predio fue declarado lugar histórico y, sobre la vereda hay una losa como recordatorio.

En recientes excavaciones arqueológicas (2015) se descubrió el piso original de la casa que habitó el General Don José de San Martín, compuesto por “baldosas rectangulares de cerámica, de un ladrillo fino muy cocinado, que tipológicamente y por descubrimientos realizados en la zona anteriormente, corresponden a fines del siglo XVIII o principios del siglo XIX”.

 

Plaza Pedro del Castillo, Área Fundacional

En la plaza Pedro del Castillo estaba instalado el Cabildo, por lo tanto eta plaza fue testigo de muchos acontecimientos públicos de la Mendoza de antaño. Lamentablemente este edificio se derrumbó con el terremoto de 1861. El 9 de setiembre de 1814 fue recibido aquí el General San Martín que venía a tomar posesión de su cargo como Gobernador de Cuyo. Además fue en esta plaza donde San Martín proclamó públicamente, en 1817, el patronazgo de la Vírgen del Carmen de Cuyo para el Ejército de los Andes.

 

Basílica de San Francisco

Esta basílica, inaugurada en 1893, atesora la imagen de la Vírgen del Carmen de Cuyo. Pero su relación con la ruta sanmartiniana no concluye aquí, ya que en un Mausoleo de esta basílica descansan los restos de Mercedes de San Martín, Mariano Balcarce y la hija de ambos: María Mercedes Balcarce. La Basílica de San Francisco fue declarada monumento histórico nacional.