Estando en Mendoza, el Cruce de los Andes es una cita impostergable. Este circuito bordea el Río Mendoza, desde el amplio oasis agrícola que circunda la ciudad, hasta el espectacular cordón cordillerano que marca el límite entre Argentina y Chile.

Serpentea valles, vegas, arroyos, ríos, cerros precordilleranos y los más elevados picos de la Cordillera de Los Andes.

Mientras transitamos el camino a Chile remembramos la gesta épica del General San Martín y podremos comprender en su real magnitud esa hazaña heroica al atravesar con el ejercito la Cordillera más alta del continente con el solo objetivo de cumplir el sueño de libertad de los pueblos.

El nombre de Cruce de los Andes, evoca al conjunto de maniobras realizadas por el Ejército de los Andes entre el 19 de enero y el 8 de febrero de 1817, para atravesar la cordillera de los Andes desde la región argentina de Cuyo hasta Chile, y enfrentar a las tropas realistas leales a la Corona española que allí se encontraban.

Formó parte del plan que el general José de San Martín desarrolló para llevar a cabo la Expedición Libertadora de Chile y Perú, considerado uno de los grandes hitos de la historia argentina y una de las mayores hazañas de la historia militar universal. El grueso del ejército cruzó los Andes por los difíciles pasos de Uspallata y Los Patos, que eran considerados como imposibles para el cruce debido a sus condiciones geográficas y climáticas.

Ud. llega a Mendoza y encontrará un paseo de dos día con una noche de alojamiento en Santiago, que le permitirá vivir la experiencia del Cruce de los Andes: atravesar la Cordillera a 3000 metros, entre las montañas más altas de Occidente: el Aconcagua, el Tupungato, el Tolosa, y muchos de 6000 msnm. Solamente en el Himalaya se puede apreciar tan magnífica belleza y para ello se requiere un gran viaje y andar a caballo muchos días. Aquí lo apreciará desde la ruta, como tocándolo con la mano.

 

Excursión Mendoza con Chile (Cruce de los Andes)

Recorrido: 750 km. Duración: Dos días y una noche. Salida desde la ciudad de Mendoza.

El Cruce de los Andes por los valles (Aconcagua, Uspallata) es una experiencia única, por la majestuosidad de las inmensas moles de piedra, hielo y nieves, donde reinan los cóndores.

Quien desee reeditar antiguas experiencias –como la de incas y arrieros, pioneros en el cruce–, puede realizarlo sin tanto esfuerzo, en una excursión guiada que lo lleva desde el hotel en Mendoza hasta Santiago de Chile y Viña del Mar y nuevamente de regreso a Mendoza, transitando un emocionante camino de montaña, que bordea en casi su totalidad los ríos Mendoza y Cuevas (Argentina) y el río Aconcagua (Chile), lo que permite repetir la senda sanmartiniana.

 

 

Esta excursión comparte el primer tramo –hasta la villa fronteriza de Las Cuevas– con la clásica de Alta Montaña. Se atraviesa el Túnel Internacional “Cristo Redentor” para llegar a la aduana chilena de Libertadores, a fin de realizar los trámites migratorios.

Nuevamente en marcha, la excursión pasa por el Centro de ski de Portillo y la Laguna del Inca, ubicada al costado del complejo. Tras bajar por los “caracoles” (ruta con muchas curvas), bordeando el río Aconcagua, se llega al vistoso poblado de Los Andes.

Desde allí a su capital SANTIAGO DE CHILE. En primer término efectuaremos un breve paseo por la Ciudad para conocer el Palacio de la Moneda, el Cerro Santa Lucia y Las Condes. Luego arribo y alojamiento en el hotel previsto. Noche libre.

Al día siguiente temprano desayunamos y nos dirigimos por autopista a la costa, pasando por el Valle de Casablanca, uno de los centro de producción vitivinícola más importantes de Chile. En primer lugar visitaremos el puerto de la Bahía de Valparaíso, el más grande Chile, con su pintoresca ciudad construida en la ladera de los cerros que envuelven la Bahía. Subida al mirador y luego por la costa a solo 10 km a VIÑA DEL MAR, la Perla del Pacífico. Su reloj floral, el Casino y la costa, llegando al balneario de Reñaca, el más visitado por los argentinos y en especial los mendocinos.

Aquí brindaremos tiempo libre para que, según la época, pueda disfrutar 3 horas de playa o un almuerzo con frutos del mar, especialidad de los restaurantes de la costa.

Alrededor de las 15 horas iniciamos el retorno directo a Los Andes y Portillo, cruzando el Túnel al control de Horcones, ya en Argentina. Arribo a Mendoza cerca de la media noche.

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil