La Reserva Divisadero Largo fue declarada Ádrea Protegida en 1983. Esta reserva, de 492 hectáreas, se ubica en los estribores del Parque General San Martín, a tan sólo 8 Km. al oeste de la capital de Mendoza, en el pedemonte de la precordillera.

Características de la Reserva Divisadero Largo

La Reserva Divisadero Largo se caracteriza por sus particular formación que se ha originado por el afloramiento de una imponente falla geológica. De alto valor geológico, muestra un paisaje de huayquerías de variados colores donde es posible observar una notable falla que corre en dirección norte-sur. Aparecen también afloramientos rocosos terciarios, de entre 2 y 65 millones de años de antigüedad, y triásicos, de entre 195 y 230.

 

 

Entre las capas y estratos rocosos, de variados y vistosos colores, han quedado atrapados organismos fósiles únicos en Sudamérica; esta particularidad transforma a la Reserva Divisadero Largo en un yacimientos paleontológicos de trascendencia mundial.

La biodiversidad de la Reserva Divisadero Largo es muy rica, ya que aquí conviven flora y fauna de distintos ambientes, tales como el monte y la montaña, el pedemonte y la precordillera.

Presenta una vegetación típicamente arbustiva. La jarilla es la especie mas abundante. Crecen además otros arbustos como el monte de la perdiz, jarilla macho, chañar brea, oreja de gato, zampa, llullín, etc. También existen abundantes cáctus y gramíneas, como el coirón.

Se refugian y nidifican aquí numerosas aves: águilas, aguiluchos, halconcitos, picaflores, palomas, jilgueros, etc.

Las actividades que se pueden realizar en esta reserva, a través de los tres circuitos existentes son: trekking, ciclismo, esparcimiento, safaris fotográficos, visitas educativas, turismo científico dado su alto valor ecológico, geológico y paleontológico.

 

Esta entrada también está disponible en: Portugués, Brasil