Entre los montañistas las expediciones al Aconcagua son unos de los atractivos más solicitados, para quienes desean coronar sus 6960 metros,

Para llegar hasta la base del cerro, desde la ciudad de Mendoza, se debe emprender el mismo trayecto que conduce a Chile; lo cual supone encontrar no pocas oportunidades para hacer, de las escalas del viaje, un atractivo suplementario: los paisajes de Potrerillos, Uspallata o Puente del Inca, nos hacen olvidar que hemos recorrido casi 180 kilómetros cuando llegamos a Las Cuevas.

El punto de partida para las expediciones al Aconcagua, es el Parque Provincial homónimo -creado en 1983- que ofrece 71 mil hectáreas de esplendor natural. Allí se pueden practicar diversas actividades como el minitrekking familiar en la Laguna y Valle de Horcones o la escalada en hielo, sobre diferentes glaciares.

El subyugante paisaje que ofrecen las dos lagunas que habitan el valle, con su vegetación y fauna acuática, así como la presencia de cóndores y guanacos (y, ocasionalmente, algún puma), en las márgenes del río Horcones o en las estribaciones del cerro Tolosa y su vecino oriental, el Almacenes, constituyen el escenario ideal para safaris fotográficos o el simple avistaje.

La tramitación de los permisos de ingreso al Parque Provincial Aconcagua se realiza personalmente en el edificio CUBA, en Av. Los Robles y rotonda del Rosedal, en el Parque Gral. San Martín de Mendoza. El horario de atención es de Lunes a Viernes de 8 a 18 hs. Sábados, Domingos y feriados de 9 a 13. El precio varía según la duración de la actividad (trek corto: 3 días, trek largo: 7 días, ascenso: 21 días) y la fecha de ingreso (permisos e identificación son requisito indispensable para la estadía en el Parque).

Por otro lado, para el ingreso invernal (desde el 16 de marzo al 14 de noviembre), es necesario cumplir con la formalidad de realizar un deslinde de responsabilidades (declarar que se ingresa por propia cuenta y riesgo), dado que -en esta época- el Parque no cuenta con los servicios de seguridad propios de la temporada oficial (servicio médico, guardaparque en los “campos base” y patrulla de rescate).

Una vez habilitados para permanecer en el lugar, habrá que recorrer un largo camino para llegar a uno de los denominados “campamentos base”. Con esta última denominación se designa a los grupos de andinistas que esperan condiciones climáticas favorables para emprender la ascensión del Aconcagua. Ellos son Plaza Francia, Plaza de Mulas y Plaza Argentina.

Cada temporada (15/11 al 15/3) atrae a miles de montañistas con cumbres y glaciares eternos; como el Horcones Inferior, que nace en la famosa Pared Sur; el de Los Polacos y el Horcones Superior.

Para los que prevén realizar ascensos al Cerro Aconcagua, hay dispuestos distintos tipos de campamentos. Los de aproximación son utilizados por andinistas e interesados en el ascenso o el trekking. Hay tres en la Quebrada de los Horcones: Quebrada del Durazno (3000 m), Confluencia (3500 m) y Refugio Ibañez (3800 m); y dos en la Quebrada del Río Vacas: el campamento Pampa de Leñas (2850 m) y Casa de Piedra (3 200 msnm).

En Confluencia, de diciembre a marzo, surge una pequeña ciudad de más de 200 carpas con variados servicios (restaurantes, discos, enfermería). La idea es hacer noche allí y seguir hacia Plaza de Mulas, donde es más precisa la aclimatación.

Los campamentos base están destinados al asentamiento de quienes intenten el ascenso a la cumbre del Aconcagua: Plaza Francia (4250 m) y Plaza de Mulas (4300 m), que cuenta con helipuerto.

En este último encontramos el hotel/refugio más alto del mundo: cuenta con 80 plazas y es diariamente surtido con provisiones, transportadas a lomo de mula.

Los campamentos de altura se utilizan durante el ascenso al cerro Aconcagua y cuentan con lugares al reparo y arroyos para el aprovisionamiento de agua.

En la ruta noroeste encontramos los siguientes campamentos: Cambio de Pendiente (5200 m), Plaza Canadá (4910 msnm), Nido de Cóndores (5380 m), Berlín (5780 m), Piedras Blancas (6030 m) e Independencia (6400 m).

En la ruta del Glaciar de los Polacos encontramos los campamentos Campo I (4900 m) y Campo II (5800 m).

 

 

Plaza Francia

Es el trayecto más corto: sólo 25 kms. desde Puente del Inca, con una altura de 4.100 m.s.n.m. Se encuentra en la margen izquierda del glaciar Horcones Inferior. Allí existen varios terrenos aptos para campamento, circundados por pequeños arroyos, y es la base para el ascenso de los cerros “Almacenes” (4.800 m.) y “Mirador” (5.800 m). Es un lugar sin vegetación y los vientos, por lo general, no constituyen un problema.

Trekking a Plaza Francia (15 de noviembre y el 15 de abril)

Con un itinerario de entre tres y seis días, hacer trekking hasta Plaza Francia es una excelente oportunidad para quienes, sin llegar hasta la cima, quieren compartir el desafío del andinismo y tomar el primer contacto con el coloso de América. Plaza Francia es el campamento ubicado en la base de la más difícil de las laderas para escalar el Aconcagua: la Pared Sur, 3.000 metros verticales de hielo y roca que conviven en armonioso equilibrio. Desde allí se puede apreciar la vista más imponente del cerro más alto de la Cordillera de los Andes.

 

Plaza de Mulas

A 35 kms. desde Puente del Inca, es el sitio ideal para una buena aclimatación, rodeado de grandes rocas que protegen las carpas e imponentes cerros de más de 5.000 m. Desde allí, es posible ascender los cerros vecinos (todos con alturas superiores a los 5.000 m). También se puede practicar escalada en el glaciar “Horcones Superior”. Otros objetivos cercanos son el cerro “Cuerno” (5.450 m) y el Cerro Bonete (5100 m). El paraje cuenta con un pequeño refugio de madera, de 6 a 8 plazas, llamado “Refugio Sección Exploradores Baqueanos”. Si bien es poco apto para habitar como dormitorio, es bueno como cocina-comedor. También se encuentra aquí el Hotel Refugio “Plaza de Mulas”, con habitaciones cuádruples de cuchetas y baño compartido y mixto.

 

Plaza Argentina

Se llega recorriendo 62 kms. desde Punta de Vacas. Si bien es apto para campamentos, presenta —por su gran explanada— vientos más fuertes que los parajes anteriores. Hay agua y leña en toda la quebrada y la senda está bien marcada. El viaje es aconsejable realizarlo en tres jornadas (a diferencia de Plaza de Mulas o Plaza Francia, que sólo requieren dos etapas).

 

Hay cuatro rutas para las expediciones al Aconcagua:

Ruta normal (NO), con itinerario de 10 a 15 días, incluyendo caminatas a distintos puntos del cerro y aclimatación en el campamento de Plaza de Mulas. Esta Ruta no presenta dificultades técnicas, pero hay que tener en cuenta los temporales de increíble fuerza que pueden azotar la misma y la “puna” propia de la altura, por lo que deben respetarse las severas normas de seguridad montañera

En todos los casos es necesario el uso de carpas, puesto que todos los refugios son pequeños con capacidad para tres o cuatro personas.

Ruta del Glaciar de los Polacos (Hielos de la cara Este). Esta Ruta parte del campamento Base Plaza Argentina y se asciende en dirección oeste-noreste, ingresando por el Valle del Río Vacas

Pared Sur o Ruta Francesa –por ser de esa nacionalidad quienes primeros lo escalaron–, 3.000 m. verticales de hielo y roca.

Las rutas del Glaciar y de la Pared Sur son consideradas de alto riesgo y una de las 10 grandes murallas del mundo. En esta ruta no se establecen campamentos habituales fijos y, por lo tanto, se utilizan para pernoctar lugares que no estén expuestos a los derrumbes y las avalanchas.

Por esta ruta se suele realizar el trekking más atractivo y concurrido, de 3 días y 2 noches durmiendo en el campamento de Confluencia a 3200 m.s.n.m, y llegando hasta la Pared Sur del Aconcagua a 4.200m.s.n.m.

Ruta de la Pared Oeste. Denominada Ibañez-Grajales-Marmillot (por ser los primeros en ascender esta cara que mira hacia Chile). Es una ruta de alta dificultad.

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil