San Martín en el Este mendocino: Chacras de Los Barriales, Museo Histórico Las Bóvedas

Las actuales instalaciones son la réplica de una antigua casona que el propio San Martín mandó a construir para pasar allí sus últimos años, con el humilde oficio de chacarero. El predio, ubicado en la ciudad de San Martín, perteneció a una chacra del Libertador, quien vivió en ella hacia 1823 por apenas diez meses. En realidad la casa original del General estuvo a pocos metros de la actual réplica. Se supone que el terremoto de 1861 y el discurrir inexorable del tiempo concluyeron por destruirla.

En 1905, uno de los tenedores de la finca, don Ricardo Palencia, hizo construir la actual replica, cuyos techos abovedados le dan el nombre. La actual construcción, que ha sido recientemente remodelada, posee dos amplias bóvedas hechas de madera, barro y cañas, unidas con tientos de cuero de vaca; es de estructura simétrica, rodeada de cuatro amplias galerías donde se exhiben objetos y máquinas agrícolas del siglo pasado y principios del siglo XX. Fue declarado lugar histórico por Decreto Nacional de 1941. (Dirección: calles Pirovano y Godoy Cruz, San Martín)

 

San Martín en el Este mendocino: Museo del Solar Histórico Molino Orfila

Es un sitio histórico ubicado en el distrito La Colonia de Junín. El molino, es uno de los monumentos históricos mas importantes de la etapa de San Martín como chacarero y organizador del espacio rural del este. Él dispuso su instalación para la molienda del trigo y proveer de harina a toda la zona. El molino funcionaba con la fuerza que producía una cascada de agua de un canal denominado Acequia de la Patria.

En 1905, la familia Orfila erigió en torno a él su histórica bodega. La antigua construcción ha sido rescatada y acondicionada para que el turista pueda recorrer sus solariegas galerías y visitar el complejo edilicio de arquitectura típicamente colonial con los techos de caña y barro, muros de adobe y pisos de ladrillos.

En el mismo lugar se encuentra una fábrica aceitera, el antiguo molino, una bodega que data de los primeros años del siglo pasado y un santuario ofrecido por el pionero Orfila al patrono San Cayetano, a quien se venera, con una emotiva y hermosa fiesta durante la semana del 7 de agosto.