Comunidades huarpes

Los habitantes originarios de Lavalle son de etnia huarpe. Los Huarpes lavallinos, organizados en once comunidades, habitan desde tiempos inmemoriales este desértico territorio, conformado en un 85 por ciento por dunas y médanos de fina arena, salpicados por grupos de jarillas y chañares que perfuman el ambiente.

Los pobladores huarpes viven en dispersos caseríos, en construcciones de adobe, que otorgan la fisionomía característica de la región, pero se han organizado comunitariamente para recibir a los turistas: lo agreste del paisaje contrasta con la hospitalidad de su gente siempre dispuesta a largas charlas sobre artesanías y patrimonio arqueológico para introducir al forastero en su cultura, así como contar historias y leyendas de sus antepasados, transmitidas de manera oral de generación en generación.

Festividades y Celebraciones Populares de Lavalle

•Fiesta Departamental de la Vendimia: Mediados de Febrero en Villa Tulumaya

•Festival del Melón y la Sandía: Segundo fin de semana de Marzo. Costa de Araujo

Festival del Cosechador: Tercer fin de semana de Marzo. Gustavo André

Posta del Desierto: Fin de Junio.

 

Turismo Religioso en Lavalle

En Lavalle los festejos patronales son muy importantes para las distintas comunidades. Son festejos muy tradicionales, con mucha cultura y mucha historia que logran atraer multitudes de creyentes, pero también muchos visitantes por lo pintoresco de las celebraciones.

En agosto se celebra la fiesta en honor a la Vírgen de la Asunción, que es la virgen del tránsito.

En octubre la fiesta se traslada a las Lagunas del Rosario, donde se han logrado congregar hasta 60 mil personas, por la Vírgen del Rosario. Alrededor de la capilla se montan los tradicionales “bodegones” donde, durante 3 días, canto, danza, comidas típicas y buen vino mendocino amenizarán las noches.

También en octubre hay fiesta en el paraje El Cavadito: una celebración religiosa en honor a San Judas Tadeo, de larga tradición entre los devotos lugareños, pero, con el correr de los años ha logrado sumar numerosos fieles en toda la provincia. Es una fiesta muy pintoresca, donde la procesión realiza a caballo y, como para mantener intacto el espiritu tradicional de esta festividad, solo se permite la actuación de cantores y guitarreros que canten canciones cuyanas.

 

Capilla de Nuestra Señora del Rosario de las Lagunas de Guanacache

Fue una de las primeras parroquias que se decidió construir en suelo cuyano, a mediado del siglo XVII para la evangelización de los nativos.

Esta capilla, restaurada luego del sismo de 1861, fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1975, junto al cementerio y al caserío lindante. Es una construcción sencilla de adobe, con una única nave y techo de carrizo con torta de barro y paja.

En las inmediaciones también se puede visitar el Museo de las Lagunas del Rosario, inaugurado en 1999, donde destaca la réplica de una canoa huarpe hecha con juncos.