El alojamiento en las bodegas es un proyecto innovador y muy atractivo, una propuesta que invita a indagar en la gastronomía, ligada indefectiblemente a la enología, añadiendo un atributo a la estadía de los huéspedes e incorporando el concepto de maridaje a la Ruta del Vino.

Con el auge del enoturismo, varias bodegas locales comenzaron a ofrecer alojamiento entre sus viñedos. Algunas desarrollaron verdaderos complejos hoteleros mientras que otras ofrecen unas pocas y exclusivas habitaciones.

Todos estos emprendimientos de alojamiento en las bodegas comparten el mismo criterio: se sitúan en enclaves de gran belleza vitivinícola, en medio de la estampa típicamente mendocina de viñedos y montañas.

Inclusive, como complemento, algunos establecimientos crearon centros de relajación en los que ofrecen tratamientos de vinoterapia.

Algunas propuestas de alojamiento en las bodegas

En Vista Flores, Tunuyán, se encuentra la exclusiva Casa Antucura (“Piedra del sol” en mapudungu, la lengua pehuenche), con apenas siete habitaciones, que armonizan decoración y tecnología, entre miradores vidriados con vista a viñedos y picos nevados.

La bodega Terrazas de los Andes (Perdriel, Luján de Cuyo) ofrece seis habitaciones dobles en el corazón mismo de sus viñedos.

El Club Tapiz de Luján, tiene siete habitaciones lujosamente equipadas en una casona de 1890, que ha sido restaurada conservando su estilo de época

Por su parte, también la bodega Vistalba ofrece una posada con dos habitaciones de 70 m2 cada una.

Al pie de los Andes, en Tupungato, la Estancia D’Ancon —un castillo de 2.483 m2 rodeado por un parque con árboles centenarios, construido en 1933 por la familia Bombal— está incluida en el circuito de Estancias Argentinas y recibe huéspedes. Mas allá del parque –mientras en las praderas pastan los Aberdeen Angus–, se extienden viñedos, nogales, cerezos y castaños, que permiten la producción de vinos y dulces caseros para servir a los huéspedes. Los vinos “Estancia Ancon” han recibido reconocimientos internacionales.

Algunas cuentan, también, con canchas de golf, como Algondon Wine State, en San Rafael.

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil