La Laguna del Diamante es una reserva que se encuentra en el Valle de Uco, departamento de San Carlos, a 130 Km. de su ciudad cabecera, y 230 Km. al sudoeste de la capital mendocina.

Características de la Reserva Laguna del Diamante

La Reserva Laguna del Diamante se encuentra a 3.250 msnm, a los pies del majestuoso volcán Maipo (5.323 msnm) y cubre un área de unos 14,1 km², con una profundidad máxima de 70 m.

El lecho de la Laguna del Diamante es el cráter de un volcán extinto, abierto en el centro de una meseta de piedra basáltica, rodeada de cerros de gran altura, entre los que se señorea el volcán Maipo, el gran titán y custodio de la laguna.

El principal objetivo para su designación como reserva fue la conservación del espejo de agua de alta montaña que da nombre al lugar. Es una de las fuentes de agua dulce más importantes de la provincia, y alimenta al río Diamante. Su denominación deriva de la figura romboidal que se produce entre la imagen del volcán y su reflejo en las aguas de la laguna.

 

 

Un sinuoso trayecto lleva hasta la Reserva Laguna del Diamante, donde nos esperan extensos campos de escorias volcánicas que otorgan un marco imponente a las aguas cristalinas, un paisaje de contrastes, espléndido y agreste.

En el área de la Reserva Laguna del Diamante se destacan especies andinas de fauna como guanacos, cauquenes, patos, zorro colorado y pumas y plantas típicas como la yareta.

Entre las actividades que pueden realizarse, se encuentran el trekking, montañismo, safáris fotográficos. Además está permitida la pesca deportiva de salmónidos. La temporada de visitas sólo se extiende de Noviembre a Marzo, debido a las inclemencias climáticas de la temporada invernal.

Junto a la laguna se ubica el Observatorio de Rayos Cósmicos dependiente de la Universidad Nacional de Cuyo, un proyecto pionero de observación astronómica.