La región del Valle de Uco tiene la mayor concentración de viñedos de altura en el mundo. Es un valle formado por altas cumbres, que desde su pedemonte, se vuelca en pequeños valles muy fértiles, donde se encuentra asentada la mayoría de la población.  Las altitudes oscilan entre los 900 msnm de la ciudad de Tunuyán y los 1200 msnm de Tupungato, lo que favorece la gran diferencia entre las temperaturas diurnas y las nocturnas.

Toda la zona se halla protegida de los vientos. El valle actualmente posee alrededor de 8.000 has de viñedos provistos de las aguas de ríos y arroyos entre los que se destacan el río Tunuyán (de caudal muy irregular) y sus afluentes: los arroyos Grande y Guiñazú y los ríos Las Tunas y Guajardinó y de los arroyos Yaucha y Aguanda, que forman el arroyo San Carlos.

Se destacan cepajes tradicionales como el Merlot, el Malbec, Semillón, y Chardonnay, estos últimos frecuentemente utilizados como componentes de los vinos base para la elaboración de espumantes.

Excursión: Viñedos de Altura, Valle de Uco

Recorrido: 260 km. Duración: 10 horas. Salida desde la ciudad de Mendoza

En esta excursión recorremos el frondoso Valle de Uco, uno de los oasis productivos más importante de Mendoza. Su suelo y microclima, de tardes soleadas y noches frescas, ofrecen las mejores condiciones para la vitivinicultura. Por eso, en este paseo, vamos a visitar sendos establecimientos vitivinícolas en la Primera Zona y en Valle de Uco. Al pasear por este último, notaremos que se diferencia del resto de Mendoza por su vegetación abundante, producto de la buena disponibilidad de agua y se desarrollo merced a la laboriosa mano del hombre. El Valle de Uco se destaca, también, por sus excelentes condiciones para el cultivo de la manzana.

 

 

En un paisaje que combina cielos azules, extensas arboledas, campos desérticos y montañas nevadas, los departamentos de Tunuyán, Tupungato y San Carlos, se aúnan conformando esta región vitivinícola, irrigada con nuevas tecnologías.

La excursión transita por el Corredor Productivo, jalonado por cultivos de papas, girasoles, nogales, almendros, castaños y viñedos que crecen en el extenso valle, al pie del majestuoso Cordón del Plata.

Visitaremos el Manzano Histórico, donde el Gral. San Martín reposó en su regreso de la campaña libertadora de Chile y Perú. Allí se encuentra el monumento “El Retorno a la Patria” (único monumento a San Martín vestido de civil) y desde el arroyo grande se divisa el Cerro Punta Negra (4400 m). El paisaje natural del pedemonte cordillerano es una planicie con magníficas vistas a las altas cumbres, nevadas gran parte del año, características comunes a los oasis mendocinos.

Se puede visitar la Bodega Salentein, con su espectacular cava en forma de cruz; las barricas de crianza; el centro cultural y gastronómico “Kilka”, de antológica cocina. O bien podremos optar por conocer la audaz e innovadora Bodega O. Fournier, situada en el departamento de San Carlos, cuya imponente arquitectura también alberga un prestigioso restaurante.

En ambas bodegas, la visita y la degustación están asistidas por expertos.

Regreso a la ciudad de Mendoza.

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil