Oasis Este

San Martín es una tierra en la que la historia corre viva en cada acequia y canal, en la que el pasado renace en cada fruto, en cada vino.

Ubicada 43 kilómetros al este de la capital provincial, desde remotos tiempos presenció el desfile peregrino de carretas y tropas entre Buenos Aires, Mendoza y Santiago de Chile, en su condición de “posta” de este corredor. La primitiva posición de privilegio fue acompañada por un minucioso aprovechamiento de las aguas de los ríos Mendoza y Tunuyán, a través de acequias y canales mandados a trazar por el General San Martín en 1814, convirtiendo paulatinamente en oasis esta árida porción de la Llanura de la Travesía. El Libertador, mientras pergeñaba sueños de libertad americana, atrajo pobladores y promovió el cultivo de vides y frutales. Luego el final del siglo XIX traería el ferrocarril, y más tarde sus vagones traerían inmigrantes italianos y españoles de manos sapientes para el cultivo. Al promediar el siglo XX la Ruta Nacional 7 pavimentaría la conexión ya establecida entre las antiguas urbes.

San Martín es hoy el devenir de todo aquello: cultivo e industrialización de la vid, de frutas y hortalizas, y una comunidad pujante de importante desarrollo comercial y cultural. Las fincas que ofrecen degustar sus aceites de oliva, y las bodegas de hoy y de ayer que esperan al visitante en el afán de compartir sus historias, sus esmerados procesos de producción, y el regocijo de la uva convertida en vino premiado…

Le proponemos un completo listado de las bodegas en San Martín abiertas al turismo, con sus principales características.

 
Sub zona Bodega Tamaño Estilo
ORFILA Grande Antigua
La bodega, el Molino de San Martín, la Fábrica Artesanal de Aceite y la capilla de San Cayetano conforman Villa Orfila. Anualmente, en época de Vendimia, se realiza aquí la tradicional “pisada de la uva”.

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil